PORTADA
 
 
 
 

 

 

 
 
 
 

 

 
 
 
 
 

 

 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El PEN Club

de Escritores Cubanos en el Exilio

Promoviendo la literatura, defendiendo la libertad de expresión

 

 

Décimo aniversario en Madrid

El PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio, celebró en Madrid, el décimo aniversario de su fundación 

Por Roberto Cazorla 

Exclusiva para el semanario LIBRE

Miércoles, 21 de mayo de 2008 

Con el efecto de una centella rajando injusticias y fertilizando el sentido de la verdad referente a la tragedia cubana, en Madrid se celebró uno de los acontecimientos más plausible referente al exilio cubano: El congreso del PEN CLUB de Escritores Cubanos en el Exilio, para conmemorar el décimo aniversario de su creación, en la sede de la Fundación Hispano Cubana. Contra las paredes del citado recinto, retumbaron las voces que aún conservan la “humedad” de las mazmorras del sátrapa Fidel Castro. 

El anfitrión fue el poeta y periodista Orlando Fondevila. Ocurrió el pasado 9 y 10 de mayo. El día 9, la apertura estuvo a cargo de Ángel Cuadra (quien fuera presidente de dicha organización hasta hace poco tiempo; hoy lo es el poeta y periodista, Armando Álvarez Bravo), Felipe Lázaro y Pío Serrano, ambos poetas y editores.

El sábado 10, a las 11 de la mañana, se inició una actividad en la que participaron Ángel Cuadra, con su ponencia “Esquema de la poesía cubana de la República”. De 11 a 12 y 30, participaron los narradores Luis F. Galiano, Rina Lastres y Alberto Lauro. 

De 12 y 30 a 1, el crítico literario, Armando Valdés (residente en París), disertó “sobre un libro de Juan Arcocha”. De 1 a 2, lectura de los poetas Roberto Cazorla, Felipe Lázaro, Roger Salas y David Lago. 

Tras una pausa para almorzar, de 4 y media a 5, Ángel Rodríguez Abad, crítico español y profesor de literatura hispanoamericana, ofreció una charla “Sobre la obra de Gastón Baquero”. De 5 a 6 Santiago Montobbio, disertó sobre la poesía de Orlando Rossardi. De 6 a 7 y 30, los poetas Ángel Cuadra, Isel Ribero, Orlando Fondevila, Pío Serrano, Orlando Rossardi y Raúl Rivero, leyeron varios de sus poemas. 

LA PRESENCIA DE RAÚL RIVERO 

Se escucharon experiencias vividas en cárceles cubanas a través de José Gabriel Ramón Castillo y Alejandro González Ragá, dos de los cuatro últimos ex presos llegados a España recientemente, del grupo de los 75 periodistas e intelectuales condenados en 2003. 

El poeta (ex preso político), Raúl Rivero, entre otras cosas, dijo: 
“Con Alejandro (que junto a otros tres compañeros fue liberado recientemente y que se encuentra entre nosotros), con el que compartí cerda de castigo, hicimos como especie de un taller literario. Era un pasillo de 34 celdas y estábamos ocho, que éramos políticos, entre cada uno de nosotros había 3 o 4 celdas. Para comunicarnos teníamos que hablar muy alto, pero además usábamos al “pasillero”, un preso común para enviarnos los papeles. Los poemas los comentábamos a través de la distancia. Muchos solían escribir en sus casas, pero no habían tomado muy en serio la poesía, hasta que cayeron presos. Allí la soledad y la angustia son perennes, a los que a muchos les hizo madurar como poeta. Entre ellos a Alejandro, que antes había hecho periodismo independiente junto a Oswaldo Payá”. 

Entre sus amargas experiencias, contó la siguiente:

“Estando presos en Villa Marista, fusilaron en 72 horas a los tres muchachos que se habían apoderado de una lancha para huir. Los habían puesto con nosotros en la misma celda. La noche final de aquellos muchachos, Ricardo, nuestro compañero de prisión escribió una crónica que desde mi punto de vista es uno de los documentos más espeluznantes que se hayan escrito al respecto. Recuerdo que cuando nos trasladaron en el ómnibus de La Habana para la cárcel de Boniato, le pregunté a Ricardo que de los dos meses que habíamos estado en Villa Marista, qué era lo peor para él. Entonces me contó lo del fusilamiento de los 3 muchachos, algo que yo no sabía. Ricardo continúa preso, pero sigue escribiendo crónicas impactantes desde sus calvario”. 

JUNTO A OTROS 74 INTELECTUALES 

Para los cubanos nada de lo narrado resultó nuevo, pero sí para algunos españoles que ampliaron sus conocimientos respecto a la peor dictadura en la historia latinoamericana. 

El ex preso José Gabriel Ramón Castillo, que fue condenado por ejercer el periodismo independiente, fue un promotor cultural, ya que en medio de un ambiente hostil, creó un instituto de cultura, el concurso literario “Arrecife” y una pequeña editorial, por lo que se jugó la vida y, por supuesto, la libertad. En 2003, fue encarcelado junto a otros 74 intelectuales. 

“Uno de sus últimos artículos fue cuando lo reclutó la seguridad del Estado para que se infiltrara en la oposición. Dijo que sí, incluso le llegaron a poner un seudónimo. Jamás lo cumplió. Sí escribió un artículo en el que contaba detalladamente con nombre y apellido de todos los que intentaron conquistarlo. Provocó un suculento escándalo”, añadió Rivero. 

Cuando le tocó el turno a Jorge Gabriel Ramón Castillo, agradeció al Pen Club Internacional por haberlo adoptado, sin contar con algún libro publicado, aunque sí centenares de artículos y poemas en el extranjero. 

“Quiero aprovechar esta tribuna para pedirle al Pen Club Internacional que se pronuncie por la libertad intelectual entre las cárceles, puesto que allí está prohibido recibir libros, excepto algunos que ellos consideran aptos para presos como nosotros”.

CIERRE DEL CONGRESO 

Antes del cierre total, que estuvo a cargo de Ángel Cuadra, el anfitrión Orlando Fondevila, expuso:

“Desde mi punto de vista, esto ha sido una fiesta. Una fiesta de la palabra, de la fraternidad y de amor a la libertad y a nuestro país. Una fiesta como tiene que ser la fiesta de los cubanos verdaderos hoy día, aunque siempre hay sobre ella un velo de tristeza por la ausencia de la patria y de la libertad. Creo que se ha marcado aquí un camino a seguir. El Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio está presente, muy vivo y va a trabajar con mayor fuerza en el futuro. Gracias a nuestro Ángel Cuadra, y a todos los que han participado en este evento que, sin duda, formará parte de nuestra historia literaria en el exilio”. 

Seguidamente tomó la palabra el vicepresidente del Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio, Ángel Cuadra: 

“El Pen Club de Escritores Cubanos, durante los días 9 y 10 de mayo del 2008, en Madrid, llevó a efecto una actividad fraterno-literaria, con motivo de cumplirse el décimo aniversario de su admisión en el Pen Internacional, organización de escritores que tiene entre sus objetivos principales la defensa y el estímulo de la libertad de expresión. El Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio, sus miembros en España, Francia y Estados Unidos, ratificaron su admisión a la carta de principios y estatutos del Pen Internacional que, en su artículo cuarto postula: El Pen defiende el principio de la transmisión sin barreras del pensamiento dentro de cada nación, así como entre las naciones. Sus miembros se comprometen a oponerse a toda forma de supresión de la libertad en el país y dentro de la comunidad a la cual pertenecen, así como en el ámbito mundial donde quiera que ello sea posible. El Pen se declara partidario de una prensa libre y se opone a la censura arbitraria en tiempos de paz. Cree que el avance necesario del mundo, hacia formas políticas y económicas, altamente organizadas hace que la libre crítica de los gobiernos, administraciones e instituciones sean imperativas. El Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio ratificó una vez más en esta ocasión su apoyo solidario y activo a todos los escritores, periodistas e intelectuales que en Cuba sufren acoso, persecución o cárcel en cualquier otra parte del mundo por ejercicio oral o escrito de su vocación, u oficio en uso de la libertad de expresión. El Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio, rechaza y denuncia a los Gobiernos, sus instituciones y agentes que ya jurídica como extra jurídicamente restringen condiciones o penalizan la libertad de creación de escritores, periodistas o intelectuales. Así mismo, rechaza y denuncia la utilización condicionamiento o medidas de terror impuesto por Gobiernos represivos y dictatoriales en obsequio, servicio o complicidad de los mismos. El Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio y los escritores, intelectuales, reunidos en Madrid, se adhieren y suscriben las anteriores manifestaciones a los diez días del mes de mayo de 2008”.