PORTADA
 
 
 
 

 

 

 
 
 
 

 

 
 
 
 
 

 

 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El PEN Club

de Escritores Cubanos en el Exilio

Promoviendo la literatura, defendiendo la libertad de expresión

 

 

Diario Las Américas 
Publicado 25 de mayo de 2007 


El PEN Club en perspectiva 


Por Angel Cuadra

En el próximo mes de julio tendrá lugar el 73 Congreso del PEN club Internacional, que se efectuará en Dakar, Senegal, en el continente africano. 

El PEN club de Escritores Cubanos en el Exilio, como siempre, enviará una delegación a ese importante acontecimiento intelectual, que cada año se lleva a efecto en un país diferente. 

Nuestra institución cumplirá próximamente diez años de haberse constituido oficial y formalmente, desde que nuestro centro fue admitido en el Congreso que tuvo lugar en agosto de 1997, en Edimburgo, Inglaterra, a donde acudimos para formalizar nuestra solicitud. 

Una vez cumplidos todos los requisitos exigidos por el Reglamento del PEN Internacional, y por la votación unánime de aquella Asamblea General de Delegados de alrededor de noventa países allí representados, es que pudimos considerarnos como filial perteneciente a esa fraternidad internacional de escritores, críticos, editores y traductores. 

Con nuestra ininterrumpida presencia en este organismo, abrimos un espacio para hacer presente y notoria una cultura cubana libre y un conjunto grande de sus representantes, que se asentaba fuera de Cuba, en el exilio, cuya presencia se hacía noticia para la intelectualidad internacional integrante del PEN. (Hacemos constar el inicial apoyo de Mario Vargas Llosa, cuya recomendación agradecemos; y asimismo, a los centros de PEN de Suecia, Colombia y México en la citada Asamblea de Edimburgo). 

Una filial del PEN en el exilio tiene lugar cuando en el país de donde proceden sus miembros no existe libertad de expresión, ni demás derechos civiles; de ahí nuestra existencia legítima en la institución. En los Estatutos del Pen Internacional, entre otros puntos, se establece que: “Sus miembros se comprometen a oponerse a toda forma de supresión de la libertad de expresión en el país… Así como en el ámbito mundial… El PEN se declara partidario de una prensa libre… Cree que es imperativa la libre crítica de los gobiernos, administraciones e Instituciones”. 

El PEN club de Escritores Cubanos en el Exilio ha estado presente en nueve congresos, nuestra presencia en Dakar el próximo mes de julio, será nuestra décima comparecencia en estas importantes concertaciones intelectuales. Los miembros de nuestro PEN no sólo residen en Miami; y, puesto que a nuestro centro pueden pertenecer todos aquellos escritores cubanos, con la condición efectiva de exiliados, que se acojan a nuestro Reglamento, varios de nuestros miembros residen en New Jersey y New York, donde incluso hay miembros de su Directiva. Y también en otros países como son Canadá, Francia y España. 

El PEN club de Escritores Cubanos en el Exilio, durante los diez años de su existencia, ha estado realizando una actividad literaria mensualmente en Miami. Además, periódicamente y organizado por nuestros miembros residentes en New York y New Jersey, efectuamos un encuentro a manera de mini-congreso literario, para el cual el PEN American Center nos ofrece sus locales en New York, en gesto de confraternidad de dicho importante centro norteamericano. Participan en esa actividad miembros que residen en la Florida, New York, New Jersey y otras ciudades de Estados Unidos, y también residentes en Canadá. 

Integrantes que somos del centro regional PEN Iberoamericano, el PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio, en el año 2000, organizó el Primer Encuentro de centros de PEN de Hispanoamérica, que tuvo lugar en Miami, con la asistencia de delegaciones de seis países de América Latina. Las alcaldías de Miami y el Condado Miami-Dade emitieron sendas proclamas declarando el Día del PEN Club en esas dos localidades. El PEN club de Escritores Cubanos en el Exilio ha designado los siguientes miembros de honor: 

Guillermo Cabrera Infante, ya fallecido, que residía en Londres, a cuyo insigne escritor, además, nuestro centro propuso formalmente para candidato al Premio Nobel de Literatura, proposición en la que tuvimos la adhesión de los centros de PEN de Latinoamérica. También fue designado miembro de honor el destacado lingüista cubano Dr. Humberto López Morales, residente en España, que es uno de los directores de la Academia Española de la Lengua. 

Asimismo, fueron designados miembros de honor de nuestro PEN los destacados poetas, en la disidencia y la lucha cívica dentro de Cuba, Raúl Rivero y Manuel Vázquez Portal, el primero residente hoy en España, el segundo en Miami. 

En todos los Congresos del PEN Internacional durante estos diez años, nuestra delegación ha presentado a la Asamblea General de Delegados proyectos de Resolución en las que se inculpa al gobierno totalitario impuesto en Cuba, la falta de libertad de expresión, del derecho a la libertad de información, el acoso y agresión a escritores y periodistas opositores; el reclamo de la libertad para aquellos que por escribir han estado sufriendo prisión. 

A fines del año 2006, treinta y un cubanos disidentes, periodistas independientes, bibliotecarios, escritores, han sido acogidos por centros de PEN de varios países. A este logro de solidaridad, ha contribuido en buena medida nuestra labor con los distintos centro de PEN Internacional. A las gestiones de nuestro PEN se debió que la destacada disidente Marta Beatriz Roque Cabello fuera en su día acogida por el Comité de Escritores del PEN Internacional. 

Y, como complemento, durante el Congreso de Varsovia, nuestra delegación logró que fueran acogidos los cuatro redactores del famoso documento “La patria es de todos”, hecho que se difundió en los cerca de 100 centros del PEN en todo el mundo. Para nuestra satisfacción el periodista independiente Bernardo Arévalo Padrón quien, a instancias nuestras fue acogido por el PEN de Cataluña, obtuvo el Premio PEN Bárbara Goldsmith para periodistas destacados en la lucha por la libertad de expresión, promovido por el PEN American Center. 

El PEN club cubano tuvo su origen en Cuba en la década del 40, fundado por el insigne erudito Jorge Mañach. Aquel organismo cerró sus puertas en los años 50, bajo el gobierno de Fulgencio Batista que quebró la institucionalidad nacional, y, por supuesto, tampoco era procedente que existiera un centro de PEN bajo un sistema de gobierno totalitario, como es el castrocomunista actual, en el que falta la libertad de expresión y abunda la represión. El PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio es la continuación histórica del centro aquel, cuyo último presidente fue Octavio Costa, ya fallecido, precisamente presidente de honor de nuestro PEN actual. 

Finalmente es oportuno aclarar que el gobierno de Cuba ha intentado en más de una forma de agenciarse un sitio oficialmente en el PEN Internacional, sin haberlo podido conseguir, principalmente por falta de libertad en el país. Cualquier otro intento de promover un centro de PEN bajo otra cobertura dentro de la Isla, en las actuales circunstancias, serviría de puente cómplice aprovechable y de inevitable control, al cabo, por la maquinaria de poder de dicho gobierno. 

En su décimo aniversario el PEN club de Escritores Cubanos en el Exilio se siente satisfecho por su labor realizada en la salvaguarda de un especio para la cultura cubana en libertad desde “la otra orilla”, dadas las circunstancias que les ha tocado vivir a los cubanos. Dicha salvaguarda, en un futuro nacional, bajo otras condiciones, será además la más consistente y adecuada reconciliación, que también precisa nuestro ser cultural.