PORTADA
 
 
 
 

 

 

 
 
 
 

 

 
 
 
 
 

 

 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El PEN Club

de Escritores Cubanos en el Exilio

Promoviendo la literatura, defendiendo la libertad de expresión

 

 

Diario Las Américas
Publicado el 22 de septiembre de 2007

Diez años del Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio

Apuntes de una trayectoria

Por Luis de la Paz

Cuando en el 64 Congreso del Pen Internacional que tuvo lugar entre el 5 y el 11 de agosto de 1997, en Edimburgo, Escocia, quedó formalizada la filial del Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio, la cultura cubana en el destierro comenzó una nueva etapa. Desde ese verano han transcurrido 10 años; una década de incesante labor cultural de la filial para escritores cubanos exiliados.

Todo proyecto, ya sea político, social, o cultural, intenta abrirse su propio espacio y dejar sus huellas. El propósito y aspiración del Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio ha sido contribuir a la consolidación de la cultura cubana en el destierro y testimoniar, a través de las voces de sus miembros, que el arte cubano trasciende la frontera insular.

¿Qué ha hecho el Pen en estos años?

Mucho. Muchísimo. Sin apenas recursos, pero sí con voluntad y decisión, desde el mismo año 97 se iniciaron las actividades culturales del grupo. Curiosamente el primer evento, en noviembre 30 de 1997, tuvo como invitado al profesor uruguayo Alberto Britos Serrat, que ofreció la conferencia La poesía negra en Uruguay.

Ese acto marcó dos hechos importantes. El primero, que el Pen Club como órgano cultural en un país multicultural como lo es Estados Unidos, está abierto a la integración y no es excluyente en sus programas culturales. Segundo, que ese día quedó establecido el Koubek Center de la Universidad de Miami, como el punto de encuentro para las presentaciones del grupo de escritores, gracias a la generosidad del profesor Pablo Chao, director del Koubek.

El resto es historia vivida: El homenaje a Jorge Mañach; un encuentro con la Generación del Mariel; el evento Dos generaciones con Daína Chaviano y Matías Montes Huidobro. Ambos acababan de recibir premios en España, Daína el Azorín y Matías el Café Gijón.

Cultura y creación en el presidio político fue uno de los más emotivos Actos que se han realizado, con la participación de Evelio Ancheta, Ernesto Díaz Rodríguez, María Márquez, José R. Carreño y Ángel Cuadra, en aquel momento Presidente del Pen.

La serie “Conversando con el autor” ha acogido a muchos miembros. La primera tuvo lugar en mayo del 1999 con cuatro voces femeninas, Amelia del Castillo, Rita Geada, Josefina Leyva e Hilda Perera. Luego formaron parte de estas presentaciones Josie Valdés-Hurtado, May Betancourt, Armando de Armas, José A. Albertini, Félix Cruz Álvarez, Armando Álvarez Bravo, Gladys Zaldívar, Manuel C. Díaz, Néstor Molina, Raimundo Fernández, Zoraida Armengol, Ivonne Martín, Jorge A. Pérez, Juan Cueto, José A. Ruano, Orlando Rossardi, Julio Matas, Luis González Cruz, Alberto Romero, Alina Fernández, Rodolfo Martínez Sotomayor, Luis Mario, Efraín Riverón, Alberto Muller y Luis Ignacio Larcada, entre otros muchos, de los cuales destacaré en particular a Eyda Machín y William Navarrete, por ser dos escritores cubanos que residen en París, Francia, y que son miembros del Pen.

A estos eventos hay que sumar los actos relacionados con el teatro, como El teatro cubano en el exilio, organizado por Matías Montes Huidobro y la lectura de La visita de Orlando Rossardi. También otro donde se dramatizó Los siervos de Virgilio Piñera; y Presencia y permanencia de José Corrales, organizado por Yara González Montes donde se escenificó Brillo funerario, de José Corrales, por el grupo El Duende.

El Pen ha realizado encuentros con escritores nicaragüenses, colombianos, peruanos y dominicanos. Ha tenido como invitada a la española Ana María Fagundo, a los venezolanos Eleonora Bruzual y Luis José Uzcátegui También se ha reconocido a figuras locales como el Dr. Horacio Aguirre, director de Diario las Américas.

Entre estas actividades destacadas hay que incluir presentaciones como Tres autores y su obra: Alberto Baeza Flores, Eugenio Florit y Justo Rodríguez Santos; Rememorando al poeta Heberto Padilla; Lydia entre nosotros, que organizó estupendamente José de Armas, con Isabel Castellanos, Mercedes Muriedas y Gladys Zaldívar; Presencia de Roberto Valero con su viuda, María Badías de Valero y Reinaldo García Ramos. También se le rindió homenaje a Enrique Labrador Ruiz en el centenario de su natalicio y a Agustín Acosta, en un acto organizado por Julio Estorino.

Debemos destacar en este apretado bosquejo, la serie “Aspectos de la literatura cubana”. Angel Cuadra se ocupó de profundizar en la poesía. En particular, La poesía en los primeros 20 años de la República, fue una extraordinaria disertación del profesor Félix Cruz Álvarez. El Dr. Elio Alba Bufill abordó el ensayo.

La labor de Martí como traductor la analizó Leonel de la Cuesta, al igual que ofreció una Valoración polipartita de la constitución de 1901. Concepción Alzola disertó sobre La novela republicana y Gladis Zaldívar sobre La cuentística de la República. José Abreu Felippe leyó Poesía exiliada y pateada, mientras Berta Mexidor y Ramón Humberto Colás abordaron La cultura no oficial en Cuba.

En otro momento el profesor Rafael Aguirre y Enrique Encinosa elaboraron sobre La literatura testimonial, Frank Fernández abordó El anarquismo en Cuba, mientras que Juan Benemelis, Adolfo Rivero Caro y Rafael Núñez Cuesta disertaron sobre Las guerras secretas de Fidel Castro.

Dos poetas en prisión: Raúl Rivero y Manuel Vázquez Portal, fue un acto que se llevó a cabo en respaldo a estos escritores condenados durante la primavera negra del 2003 y que por fortuna, y la presión internacional, hoy están realmente libres, pues no sólo salieron de la cárcel, sino también de Cuba. Participaron en el evento Ángel Cuadra, Antonio Conte, Ana Luisa López Baeza, Evelio Taillacq y el artista plástico César Beltrán. Sobre la realidad en la isla, el Instituto de la Memoria Histórica Cubana Contra el Totalitarismo proyectó el documental Al filo del machete de Pedro Suárez “Tintín”, seguido de un conversatorio de Pedro Corzo.

Pedro V. Roig ofreció la conferencia El impacto de la Revolución del 33 en la sociedad cubana, mientras que el historiador Enrique Ros tuvo un conversatorio sobre su importante serie de libros de historia contemporánea. Varios escritores hablaron sobre el llamado “Quinquenio gris”.

Y entre el resto de las actividades que se pueden mencionar están Tres apuntes sobre don Quijote de la Mancha y las Novelas Ejemplares realizada por Juan Cueto. Más recientemente la presentación del libro Mitos del antiexilio de Armando de Armas y el merecido homenaje a la escritora Pura del Prado, entre otros muchos eventos.

Interesantes actividades fuera de Miami, como los encuentros en Nueva York con los escritores cubanos residentes en el norte del país, contribuyen a marcar el paso seguro y firme de esta organización cultural, que agrupa a los escritores cubanos exiliados.